León, 15 de diciembre de 2011 – I Plenario de la Asamblea de CRUSOE

La Conferencia de Rectores de las Universidades del Suroeste de Europa se constituyó el 15 diciembre de 2011 en León, integrada por las ocho universidades públicas y privadas de la Comunidad Autónoma de Castilla y León; las tres universidades que integran el Sistema Universitario de Galicia, las tres universidades y los cuatro institutos politécnicos de la región Norte de Portugal.

El entonces rector de la Universidad de Porto, José Carlos Marqués dos Santos, presidió la reunión, donde se formalizó el acuerdo de voluntades para la creación formal de la CRUSOE y la constitución del primer Comité Ejecutivo, formado por el rector de la Universidad de Porto como Presidente, el rector de la Universidad de Vigo, como Vicepresidente, y los rectores de la Universidad de Salamanca, la Universidad Europea Miguel de Cervantes y el Instituto Politécnico de Braganza, como vocales.

A este primer Comité Ejecutivo se le encomendó el desarrollo de un Plan Estratégico para presentarlo a los gobiernos regionales que recientemente habían constituido la macrorregión RESOE (regiones del sudoeste europeo) formada por Galicia, Norte de Portugal y Castilla y León, con el fin de trabajar inicialmente en cinco grandes áreas de desarrollo: Agua (mar y continente), salud, patrimonio material e inmaterial; energía y medio ambiente, y desarrollo interregional.

Al término de la reunión, Marqués dos Santos destacó la necesidad de “trabajar unidos para hacer frente a los retos que hay que asumir para la formación de los ciudadanos, y también para participar en el desarrollo económico y social, porque la sociedad espera mucho de las universidades”.

Por su parte, el rector de la Universidad de Vigo y Vicepresidente de la CRUSOE, Salustiano Mato, explicó que el objetivo del Plan Estratégico de CRUSOE es «promover el crecimiento económico, el empresarial y el empleo». Además, resaltó la intención de elevar el plan «a nuestros gobiernos como agenda de trabajo», «para visualizar proyectos en los que podamos competir con garantías en el mapa europeo e internacional», y crear «líneas de actuación» que permitan «identificar las alianzas de esta macrorregión en Europa».